Anarquía y violación al libre tránsito en el eje norte de Atures en Amazonas

Nuevamente la violencia y la anarquía ha sido sembrada en el eje carretero norte del Municipio Atures del estado Amazonas, una zona que debería ser modelo de habitabilidad y coexistencia se viene convirtiendo desde hace varias semanas en la mayor calamidad que pueda padecer este Municipio, toda vez el nivel de abusos que contra el libre tránsito y la coexistencia pacífica se vienen cometiendo por parte de habitantes de la zona, los cuales sin vías previas han tomado la anarquía como su modo de “presión” para obtener lo que desea.

Las acciones que rayan en lo delincuencial provocaron incluso daños al sistema de telecomunicaciones del estado Amazonas, cuando presuntamente un pequeño grupo de “protestantes” decidieron arremeter contra el cableado de fibra óptica de CANTV y cortaron varios tramos del mismo; ante estotampoco se conocen acciones directas por parte de los órganos de seguridad del estado, resultando afectados comercios, entidades bancarias, farmacias, centros dispensadores de salud y la población en general que no pudo realizar operaciones financieras en pleno fin de año.

Justos o injustos los requerimientos, estos pierden su validez cuando grupos de personas arremeten violentamente contra otras generando incluso hechos de sangre y exponiendo a niños y niñas incluso a la muerte al usarlos como escudos humanos “para defender sus protestas”, protestas incluso incitadas bajo lso efectos del alcohol y presuntamente otro tipo de drogas que se consumen en algunas de estas comunidades.

Y es que la tardanza en la entrega del cuestionado “pernil” de cochino, o en la calidad de los juguetes ha llevado a algunos habitantes a obstaculizar el libre tránsito y arremeter con palos y armas punzo penetrantes contra todo aquel que exiga sus derechos al libre desplazamiento consagrado en la Constitución Nacional, así como cualquier otro que vulnere a los demás.  Ante esta situación no se ha observado accionar de los órganos de seguridad del estado por lo que ahora se ha vuelto ya costumbre “trancar el paso” en la carretera nacional cuando a los “vecinos” se les antoje, enarbolando de la peor manera las banderas de la democracia o las de los derechos humanos, derechos que le son pisoteados por ellos a otro grueso de la población.

Amanecerá y veremos la capacidad o incapacidad del Gobierno Reginal y de la ZODI para poner coto a esta situación.

Foto archivo.

El Chamancito está a prueba de Stephen Fry gracias a la caché de WP Super Cache