Filtran video de Julian Assange en prisión británica con evidente salud deteriorada

Un nuevo video exclusivo del fundador de WikiLeaks, Julian Assange, muestra al activista a lo interno de la prisión de alta seguridad de Belmarsh, en el sudeste de Londres —conocida como la ‘Guantánamo de Reino Unido—, donde se encuentra confinado desde abril y en el que se ven evidencias de su salud deteriorada.

La grabación, obtenida por Ruptly, fue realizada por otro preso y muestra al periodista australiano conversando con otra persona en Belmarsh, así como tomas de una celda que podría ser la de Assange, informa la agencia RT.

El video muestra la leyenda «2017», aparentemente por una incorrecta configuración del reloj en la cámara de filmación, según cree la agencia de videos.

Hace una semana, Assange fue trasladado al área de atención médica de la prisión de Belmarsh a causa del significativo deterioro de su salud, por el que ha perdido peso visiblemente. Se cree que este video fue grabado antes de su traslado.

Assange actualmente cumple una condena de 50 semanas de reclusión establecida por la Justicia británica, que encontró culpable al australiano de cometer presuntas “violaciones” de los términos de su libertad condicional tras asilarse en la Embajada de Ecuador en Londres.

Filtran video de Julian Assange dentro de prisión de la 'Guantánamo' británica (Foto agencias)
(Fotograma Video Ruptly)

Acusaciones criminales

Assange llevaba refugiado en la Embajada de Ecuador en Londres desde junio de 2012, cuando Quito le proporcionó asilo político, y posteriormente la ciudadanía ecuatoriana,  para evitar que fuese extraditado a Suecia. Londres nunca reconoció el asilo, violando lo dispuesto en las convenciones internacionales.

El 11 de abril de 2019, 7 años después, el activista australiano fue despojado de su asilo diplomático y arrestado por las autoridades británicas. Justo después del arresto del activista, también se le retiró la ciudadanía ecuatoriana.

Washington anunció una acusación criminal en su contra por presunta conspiración, y el pasado 23 de mayo le imputó 17 nuevos cargos que incluyen, entre otros, la “violación de la Ley de Espionaje”.

De ser encontrado culpable de estas acusaciones, y en caso de que fuera extraditado al país norteamericano, el activista podría enfrentar hasta 175 años tras las rejas. /JML

 

El Chamancito está a prueba de Stephen Fry gracias a la caché de WP Super Cache