Nuevas denuncias contra el Hospital Materno Infantil de Amazonas

Puerto Ayacucho.- Una mujer casi pierde a su bebé por falta de medicamentos en el Materno Infantil de Amazonas. Yodetxy Heredia fue ingresada por presentar una complicación en su embarazo de siete meses de gestación, según señaló su esposo Mario Falchi. Esta ciudadana necesitaba diclofenac y penicilina cristalina, que no se encontraban en los depósitos del referido centro de salud.

Falchi, un reconocido comunicador social de la entidad, aseguró que hay una mafia presuntamente comandada por el director del centro de salud, Oscar Paredes. Lo acusó de esconder los medicamentos porque, de acuerdo con indagaciones propias, los depósitos cuentan con lo necesario para atender todas las emergencias, incluyendo los que les fueron negados a su esposa.

Precisó que a raíz de esta negativa y en vista de la emergencia en que e vio envuelta su pareja, tuvo que recorrer todas las farmacias de la capital amazonense la noche del sábado 3 de agosto y parte del día domingo 4 de agosto. Afirmó que también debió recurrir a los bachaqueros, hasta conseguir apenas la mitad de lo que indicaba el récipe, porque los precios superaban los 40 mil bolívares soberanos.

“Tengo que reconocer el apoyo de las enfermeras, que atendieron muy bien a mi esposa al momento de ser ingresada. El problema está en los médicos cubanos y el mismo director, quienes esconden las medicinas para lucrarse de eso o simplemente tomarlo como pago. He indagado con los mismos trabajadores y me aseguraron que en el depósito están estas medicinas. Espero que todo salga bien con mi hija y mi esposa. Me toca esperar lo que pasa”, manifestó Falchi.

Se conoció que a la mujer le hicieron una cesárea el miércoles 14 de agosto, para evitar una complicación mayor, y permanece estable bajo hospitalización, según el informe presentado por el galeno de turno. La criatura también se encuentra bajo observación y estricta vigilancia médica, debido a su nacimiento prematuro.

En tela de juicio

En la denuncia formulada por Mario Falchi, en el programa matutino Autana es noticia, trasmitido por la emisora local Autana 90.9 Fm, se conoció que, en medio de su desesperación contactó a Anderson Velásquez, secretario ejecutivo del despacho de gobierno, solicitándole la colaboración para completar los medicamentos que necesitaba su esposa para el tratamiento correspondiente.

Los resultados de esta solicitud dejaron en evidencia al director del Materno Infantil, quien había afirmado que “no contaban con los medicamentos para esa emergencia”. El alto funcionario regional logró conseguirlos en el depósito, “lo que puso en tela de juicio su ética como médico de varios años como especialista en neonatología”.

Presunta responsabilidad

Por la experiencia vivida en el recién inaugurado Hospital Materno Infantil Amazonas, otro tema señalado por Falchi fue la falla del servicio de oxígeno. A su juicio, muchos niños, sobre todo indígenas, fallecen por no contar “con esta herramienta fundamental para salvar vidas” y señaló al director de, presuntamente, “suministrarlo a su conveniencia”.

Hizo un llamado al gobernador Miguel Rodríguez para que evalúe la situación y “designe a personas aptas para asumir estos cargos”. Agregó que “el actual director es el que decide a quien colocarle el oxígeno y a quien no. Deben ponerse la mano en el corazón por estos niños que están muriendo por no tener a la mano una bombona de oxígeno. Hay muchos que les da miedo decir lo que está pasando, pero yo lo estoy haciendo por mi familia”, afirmó.

Fuente: El-Pitazo

Fotografía: José Torres

Deja un comentario

El Chamancito está a prueba de Stephen Fry gracias a la caché de WP Super Cache