OPERACIONALIZACION DEL PUNTO DE QUIEBRE BAJO LA TUTELA DEL COMANDO SUR DE LOS EEUU

Por: Carlos Lanz Rodríguez.  En estos momentos suenan las trompetas de guerra, como un enfrentamiento no convencional, colocando el 10 de Enero de 2019 como una fecha telúrica; detonante de otra campaña que busca la implosión-colapso de la revolución, la cual produciría un PUNTO DE QUIEBRE como sinónimo de:

– Quebrar la continuidad del proceso,
– Interrupción de los cambios,
– Romper la unidad del chavismo fracturando la dirección estratégica,
– Doblar el espinazo de explotados y oprimidos.
– Modificación abrupta de las relaciones de fuerzas.

Durante los dos últimos años hemos conocido los planes y las amenazas del imperio y sus aliados, buscando alcanzar los anteriores puntos de quiebre. Esta intervención yanky se operacionaliza bajo un enfoque de guerra no convencional y se concreta en campañas y operaciones.
Un ejemplo de esta planeación contrarrevolucionaria la encontramos en el desarrollo de las operaciones:
Freedom-2 y el actual “GOLPE MAESTRO” ( “MASTERSTROKE” ).

En el primer ejemplo, lo ubicamos en el año 2016, cuando se publicó el documento “Venezuela Freedom-2 Operation” del U.S.Southern Command (SOUTHCOM) firmado por el Admiral Kurt W. Tidd-Commander donde quedó delineado el plan para la implosión-colapso con un conjunto de políticas dirigidas a derrocar a la revolución, empleando la estrategia de amplio espectro donde se desarrollaron operaciones simultaneas, combinadas y continuas en el periodo 2016-2018:

1, Bajo un enfoque de «cerco y asfixia», acordaron utilizar la Asamblea Nacional como tenaza para obstruir la gobernanza.

2,Promoción de la narrativa de la crisis humanitaria por falta de alimentos y medicamentos, reforzándola con la matriz de «crisis migratoria».

3,Manejo del escenario donde Venezuela está «cerca del colapso y de implosionar», siendo parte de la terminología empleada en el punto de quiebre enarbolada para la actual coyuntura.

4.Aislamiento diplomático y utilización del comodín de la llamada comunidad internacional para desgastar y degradar nuestras fuerzas.

5.Aplicar las tenazas para asfixiar y paralizar, cerco financiero, sanciones.

6.Escenario abrupto que combinó acciones callejeras y el empleo dosificado de la violencia armada.

7.Censar, movilizar y organizar una masa crítica para la confrontación.
Presionar con movilizaciones de calle, buscando fijar y paralizar a importantes contingentes militares que tendrán que ser dedicados a mantener el orden interno y seguridad del gobierno,

8.Campaña dirigida a debilitar el liderazgo y de anular capacidad de mando de los oficiales y unidades de la FANB alineadas con la revolución.

9.Fomentar un clima de desconfianza, incitando temores, haciendo ingobernable la situación.

En esto es importante destacar todo lo que tiene que ver con desgobierno: las fallas administrativas, la afectación con los altos índices de criminalidad y la inseguridad personal.. Los análisis evidencian que se ha conformado una corriente de opinión incrédula y apática

10.Vincular a altos funcionarios de gobierno en la corrupción y el lavado de dinero.

El segundo ejemplo, surge como producto de la derrota de estos lineamientos de la Operación Freedom-2 *y el imperio formula el actual “GOLPE MAESTRO” ( “MASTERSTROKE” )* promovido también por el Comando Sur de los EEUU en esta nueva etapa.

Tal como lo puso al desnudo la periodista argentina Stella Calloni, esta nueva operación mantiene continuidad con ciertos aspectos de la Operación Freedom-2, pero ahora migrando hacia otras esferas y colocando el acento en algunas de las anteriores políticas:

1. En el marco de la estrategia de amplio espectro, sus diversos componentes están dirigidos a la descomposición interna, a la degradación de la fuerza, combinado con el cerco financiero y el aislamiento internacional, entre otros.

2. Fracasados en el terreno nacional, han migrado hacia la esfera internacional, hasta el punto de intentar crear un gobierno de transición en Colombia.

3. La matriz de la “crisis humanitaria” sigue predominando, asociado ahora a un éxodo inducido.

4. Trabajando con la óptica d construir una masa crítica para la lucha callejera e insurreccional, intentan convertir el conflicto social en un vector de acumulación de fuerzas, explotando déficits y carencias en bienes y servicios como la escasez y carestía de los alimentos, de las medicinas, las fallas en el transporte y en el servicio eléctrico. Igualmente, intentan capitalizar el descontento por las limitaciones del cono monetario en cuanto la escasez de dinero en efectivo. Incentivar paros y movilizaciones de calle, empujando la conflictividad social para convertirla en un vector de la acumulación de fuerza en lo militar.

5. Organizar a los actores oponentes en lo interno y en el exterior

6. Explotar las diferencias culturales y la hiperanomia, fracturando la cohesión social

7. Esfuerzo sostenido en la degradación ético-moral de la población, promocionando la vergüenza étnica y la pérdida del gentilicio patrio en algunas franjas que intentan legitimar la diáspora

8. En el plano político-militar estas líneas tienen como marco la “proxywar” adelantada por Colombia, bajo la tutela de los EEUU y con el apoyo del Grupo de los 4 y de Brasil.

*GUERRA NO CONVENCIONAL Y ESTRATEGIA DE AMPLIO ESPECTRO COMO MARCO DEL NUEVO PUNTO DE QUIEBRE*

Las anteriores operaciones han estado enmarcadas (framing) en la óptica de la guerra no convencional, el cual aparece como un concepto paragua que arropa diversa concepciones entre las que destacan la guerra hibrida, guerra sin restricciones o sin límite, proxywar, guerra de enjambre. En esta perspectiva, hemos sistematizado la modalidades de proxywar como enfoque de guerra no convencional donde los EEUU evade la intervención directa y utiliza a “terceros” actores que lo sustituyan en la agresión. En tal sentido, Guerra por delegación (proxywar, en inglés) es aquel conflicto donde una potencia utiliza a terceros actores (ya sean otros Estados, grupos u organizaciones terroristas) para defender sus intereses. En este caso los EEUU, utiliza fuerzas títeres como sustitutos, en vez de enfrentarse directamente. Este es el papel que viene jugando la oligarquía colombiana en la actual amenaza contra Venezuela. En este caso, el imperio busca dañar, dislocar o debilitar a las fuerzas revolucionarias sin ir a un conflicto militar abierto.

*LA UTILIZACION DEL 10-E COMO COARTADA PARA GENERAR UN PUNTO DE QUIEBRE*

El 10 de enero del 2019 culmina el período constitucional y el imperio y sus aliados siguen empeñados en desconocer la legitimidad del gobierno bolivariano, empleando una matriz justificativa que contempla diversas ficciones político-jurídicas:

– Las elecciones del 20 de mayo y los actos e instancias del gobierno serían ilegítimas porque la ANC tiene un origen ilegítimo —«no fue convocada por referéndum»

– De allí el empeño en «deslegitimar» al gobierno por la vía del desconocimiento. El imperio y sus socios no se involucraron en las elecciones realizadas: gobernadores, Alcaldes, concejales, presidenciales.

– Han intentado desconocer la acción gubernamental, basándose en la supuesta ilegitimidad de la ANC, cuestionando toda la institucionalidad: Este desconocimiento, así planteado, sólo puede abrir las puertas a la violencia, generar caos, crear confusión, alentar y provocar la intervención militar.

En todo este proceso de invalidación, la AN ha quedado sin piso jurídico, ya que el TSJ sentenció a favor de la ANC y declaró en desacato a la AN quien perdió su capacidad constitucional de tomar decisiones.

*(MUY IMPORTANTE)*
Ahora de cara al 10-E de 2019, la contrarrevolución vuelve con la misma narrativa jurídico-legal, ignorando que la AN tiene una condición de desacato, la cual anula sus actos. Por eso sostenemos que se trata de una coartada ideológica que encubre sus verdaderos propósitos. No hay sorpresa con la matriz argumental que están empleando: Como las elecciones no fueron convocadas el primer domingo de este mes de diciembre, si no que se realizaron el 20 de Mayo de 2018, no tenemos presidente electo.

– Por eso, la Asamblea Nacional debe declarar la vacante y nombrar un presidente interino, iniciando un proceso de transición que convoque a elecciones.

– Mientras tanto, nombra un gobierno paralelo que funcionaría en algún espacio territorial liberado o en el exterior con el apoyo de la llamada comunidad internacional. Por eso, el éxito de esta vía hay que vincularlo con el grado de violencia y desestabilización que se generaría y su articulación con la tan ansiada intervención militar internacional. Es decir, su verdadero objetivo es crear una crisis política y social de mayor gravedad.

En tal sentido, es predecible la orquestación de un plan de movilización y agitación tanto para el 5 como también para el 10 de Enero de 2019 y sus semanas posteriores, como parte del punto de quiebre:

A.- Clima de tensión en torno al desconocimiento que haría la AN en torno al presidente electo, señalándolo como usurpador. Nombramiento de un presidente interino

B.- Condenas del Tribunal Supremo y FG en el exilio.

C.- Retiro de embajadores y pronunciamientos de la comunidad internacional

D.- Constitución del gobierno de transición.

E.- Movilización en torno a la convocatoria de nuevas elecciones.
Estas formulaciones vienen operando como cobertura o coartadas ideológicas de la conspiración en marcha, con un claro sello neo-liberal:

1- Abandonar el enfoque socialista por anti-constitucional
2.- Eliminar el planteo sobre comunas y el Estado Comunal
3.- Volver a la democracia representativa y a la alianza tripartita.
4.- Fortalecer la propiedad privada y las inversiones extranjeras, devolviendo las empresas expropiadas
5.- Darle prioridad al mercado y atenuar la intervención del Estado, eliminación de la Ley de Precios Justos
6.- Impulsar la reforma del estado para ponerlo a su servicio, impulsando la descentralización.
7.-Reclamar la división de poderes, para volver a tener la tutela del TSJ,CNE,
8.-Reformar la Ley del trabajo para eliminar el articulado que protege la estabilidad y los beneficios laborales.
9.-Eliminación del control de cambio, promover la dolarización y sistema de bandas.
10.-Fomentar el endeudamiento y las negociaciones con el BM y el FMI
11.- Intentos de despolitizar a la FANB para ponerla a su servicio, eliminar las milicias.
12.- Propulsar la amnistía, libertad para los llamados presos políticos y el regreso de los exiliados.

*QUÉ HACER:* *Al mismo tiempo, en el sentido táctico-coyuntural debemos confrontar la estrategia de amplio espectro que emplea el imperio y sus aliados, impulsando un programa mínimo de lucha, global y sistemático, donde se contemple:*

a.- Desenmascarar el enfoque y los actores oponentes involucrados en el PUNTO DE QUIEBRE para el 10-E, empleando la alerta temprana y la respuesta rápida

b.- Reivindicación del legado chavista, superando el pragmatismo, rescatando la batalla de ideas en la construcción de una nueva subjetividad revolucionaria

c.-Impulso del proceso productivo socialista en los espacios comunales, concretando las diversas formas de propiedad social.

d,-Defensa de las condiciones de vida y de trabajo de los explotados y oprimidos, con énfasis en la protección del salario y el control de precios.

e.-Enfrentar las amenazas contra la soberanía alimentaria, sembrando masivamente rubros de ciclos cortos en todos los espacios susceptibles de cultivo, tal como lo proponemos en el PTMS.

f.-Elevación de la calidad de la gestión pública, priorizando las áreas de alimentación, salud, transporte.

g-Combate de la burocracia y la corrupción, simplificando trámites, castigando ejemplarmente la corruptela.

h.-Estrategia comunicativa integral que permita confrontar la post-verdad y la fakenews.

h.-Plan de contingencia civico-militar, que eleve la prevención y la capacidad de respuesta de la defensa integral de la nación.

_Carlos Lanz Rodríguez._

El Chamancito está a prueba de Stephen Fry gracias a la caché de WP Super Cache