Validación sistemática de un conflicto inducido. Por Omar Al Atrach

En octubre del presente año nuestros organismos de seguridad ejecutaron la desarticulación de la planificación de un Golpe de Estado, precedido por un Intento de Magnicidio en estado de frustración contra nuestro Presidente Nicolás Maduro en el mes de agosto; pre planificado y cuyo conocimiento de antesala se encontraba presente en miembros de la Mafia del Oro del Estado Bolívar.

Hemos evaluado seriamente dos escenarios, haciendo lectura estricta del ambiente internacional, local y en el terreno precisado en regiones fronterizas. Donde ha sido vital hacer lectura entre líneas de los cambios de aristas en la ejecución de planes hostiles del adversario en la capital estadounidense, sus tentáculos no mediáticos y ejecutores en la región.

Se ha tenido el conocimiento de la puesta en mesa de un número superior a 15 probables planes de intervención contra Venezuela, planteados por estrategas políticos y militares en Washington; la mayoría de ellos archivados debido a las terribles consecuencias geopolíticas que traería para Estados Unidos una acción no organizada e impulsiva.

Por lo que han decidido seguir con el plan de colapso plasmado en su vertiente inicial del *Plan de 5 Puntos* hecho público en el año 2004 por el ex embajador de Estados Unidos en Venezuela, Chile y Colombia, el diplomático Williams Brawnfield.

Las recientes disputas entre el Presidente de Estados Unidos Donald Trump, y su próximamente destituido Secretario de Defensa James Mattis; indican con certeza que fue echado por borda una acción impulsiva que involucre una acción abierta contra Venezuela. La reaparición pública del ya “retirado” William Brawnfield y la mimetización de Jhon Bolton junto al senador Marco Rubio, nos aclaran la dirección de la acción hostil, la cual será llevada a cabo en conjunto a una estructura interna que se levante dentro de nuestro propio territorio.

El acuerdo alcanzado por Rusia, Siria, Irán, Irak y la representante ante las organizaciones terroristas (Turquía), para evitar la acción militar conjunta contra la región de Idlib; ha hecho que las estrategias de Estados Unidos contra Venezuela asuman la cronología ya planteada con anterioridad, y sean ejecutadas ante el acondicionamiento del ambiente de un “rechazo internacional enmarcado en el Desconocimiento”, y esto sólo es posible para el adversario en fechas posteriores al 10 de Enero del año 2019.

*¿PORQUE EL 10 DE ENERO DEL AÑO 2019?*

En dicha fecha nuestra Revolución ingresa en una nueva etapa política y un nuevo período presidencial.

Es la pauta neurálgica que busca la derecha internacional para un desconocimiento generalizado, con el fin de avalar en el marco jurídico geopolítico una acción hostil.

*¿QUE PLAN SIGUE EL ENEMIGO?*

El mismo acondicionado por el *Plan de 5 Puntos* del año 2004. Donde se plantea toda una estrategia de infiltración a las Fuerzas Armadas en su estructura jerárquica precisada (baja, media y de *objetivo de alto valor*), y estructuras políticas precisadas de estatus medio y también de *objetivos de alto valor*.

Wikileaks revela años después mediante cables clasificados y otros de nivel TOP SECRET, que dichas estrategias de infiltración respecto a Venezuela, tuvieron un marcado éxito.

Se rentabiliza el factor dólar en mercados cambiarios sin parámetros matemáticos y las estrategias de *Identificación de Objetivos para el abordaje*, fueron implementadas por la C.I.A. en trabajo conjunto con otros oganismos a través de mediciones mediante los flujos capitales movilizados en cuentas bancarias internacionales (mediante el dólar rentabilizado). En pocas palabras, al corrupto se le aborda (siendo más probable su reclutamiento en aras de que salvaguarde su nuevo y mal habido estatus social-económico adquirido). A las figuras renuentes, se les precisa para futuras estrategias de restriccion para así sembrar las fracturas internas. Tal cual está ocurriendo en este momento con las secuelas de las sanciones.

Al no funcionar intentos de golpes puntuales, se sigue en paralelo la estrategia de Shock y fractura. Con el fin de generar un golpe acondicionado a través de estructuras internas precisadas por el adversario. Donde se recalca las estructuras jerárquicas medias de comando dentro de nuestra Fuerza Armada; con tutelaje de ciertas figuras de alta cúpula política o castrense ya abordadas.

En tal de ser requerida una acción operacional del adversario, será ejecutada previo a un Punto de Inflexión seguido de una operación de carácter quirúrgico respaldado por el Activity, de quienes no descarto su presencia ante la actividad de las 4 Bases Operacionales de la C.I.A. en la frontera colombo-venezolana.

*ACONDICIONAMIENTO PREVIO AL 10 DE ENERO DEL AÑO 2019*

Para que una columna de concreto armado pueda ser inducido al colapso, debe ser implosionado desde su estructura interna de soporte metálico. Si transpolamos dicha premisa ingenieril a la realidad de nuestra Patria, entendemos que esto no es posible para el adversario. Por lo que se sujetan de una arremetida de degradación masiva de nuestras estructuras internas y del dinamismo social abocado a lo económico.

La Guerra Económica se intensificará muy rápidamente, sumado a un sabotaje mediante terceros actores, de todos los servicios de electricidad, comunicación y agua potable en nuestros estados fronterizos. Casualmente en dicha franja ejecuta actividad 4 Bases Operacionales de la C.I.A. en los departamentos colombianos de La Guajira, Norte de Santander, Arauca y Vichada. Recordando que el enfoque en la frontera radica en la connotación mediática que se le ha dado ante elementos que involucran Líneas de intereses transnacionales (como el denominado “éxodo”).

Que no nos extrañe la creciente presencia de figuras mediáticas estadounidenses o europeas para asentar el colchón mediático para la convalidación en el terreno de una “crisis” previa a un desconocimiento de mandato.

Dos escenarios, es algo sencillo. Uno de ellos es una acción hostil sostenida por un Punto de Inflexión previo a la culminación del año 2018, y otro es el seguimiento de toda una estrategia cuyo punto clave radica en la toma de posesión de nuestro Presidente.

*MÉTODOS PARA NEUTRALIZAR EL SHOCK Y DEJAR SIN EFECTO UNA HOSTIL COYUNTURA INTERNACIONAL, ANULANDO A SU VEZ PUNTOS DE INFLEXIÓN LOCAL.*

No es algo que vaya a precisar en este resumen analítico de carácter público. Por lo que sólo tocaré elementos muy superficiales.

Una de las principales medidas es la reformulación estructural del aparato de seguridad, inteligencia y contrainteligencia. Donde no sólo se fortifique el trabajo profesional y milimétrico ante nuevos códigos, sino que también se enmarque en una linealidad que responda directamente a las directrices que emana nuestro Presidente.

Es imprescindible ampliar el blindaje y resguardo, y con ello el seguimiento mimetizado de todo elemento de comando que enlace el punto dirección con el punto de ejecución, y no me refiero solamente a un factor de cúpula direccional. A buen entendedor, mimetizadas palabras.

Generar un Estado Mayor ampliado para nuestras fronteras y para el Estado Bolívar. Que respalde las acciones de resguardo de ríos, afluentes, territorios de interés, tóxico dinamismo de la mafia del oro y sus factores alternos; además hacer intensivo seguimiento al saboteo generalizado de los servicios públicos.

Al igual que es vital poner en urgente orden, desfases jurídicos que generan claros y latentes flancos.

Pero saben que es urgente?… Volver a Chávez. Revivir hoy más que ayer esa mística que generaba ese enlace tan sólido entre un dirigente revolucionario y el pueblo.

Debemos de ser conscientes de que lo único que sostiene como elemento angular el respaldo del pueblo a nuestro proceso, es la indeclinable figura del Comandante Hugo Chávez, mas nadie.

Toda prepotencia política, conductas reformistas y actitudes no consonas a los canones socialistas, es en estas actuales circunstancias un delito confeso e inadmisible, indistintamente cargos.

El Chamancito está a prueba de Stephen Fry gracias a la caché de WP Super Cache